La fundación

Erigaie se creó como un grupo de investigación en 1986, enfocándose en los procesos de interacción entre los grupos humanos y el medio ambiente, con base en el desarrollo de estudios etnoarqueológicos y ambientales en la región Amazónica. Las investigaciones de estos años se orientaron al análisis de economías de subsistencia, construcción, manejo y transformación de ambientes tropicales por parte de las poblaciones indígenas. Esta trayectoria particular aunada al respaldo de entidades como Colciencias y en asocio con otros centros de investigación como Tropenbos y Gaia, llevó al grupo a consolidarse en 1991 como la Fundación Erigaie y a ampliar su espectro de trabajo para incluir otras regiones del país y a aumentar el número de investigadores asociados a ella.

En el  2003, la Fundación Erigaie, con el equipo de investigadores que lo conforman actualmente, se fusionó con la Corporación Herencia, orientada a divulgar los estudios históricos, arquitectónicos y de cultura material desarrollados por esta organización. De esta alianza surgió el Grupo de Investigación denominado “Herencia Cultural”, reconocido por Colciencias ese mismo año.

Desde entonces, la Fundación se ha caracterizado por asociarse con otros centros de investigación y por convocar a jóvenes investigadores y estudiantes de distintas universidades en el desarrollo de sus proyectos, quienes han terminado vinculándose como profesionales de la misma. Se ha generado así un proceso de especialización vía la investigación, que ha permitido a dichos profesionales contribuir con el fortalecimiento de las líneas de investigación del grupo y a utilizar, desarrollar y profundizar en el análisis de los materiales, colecciones y cuerpos de información que ha producido la Fundación en la realización de sus respectivos trabajos y tesis de grado.

Mas recientemente, al reconocer que los problemas referentes a la interacción entre un amplio espectro de grupos sociales, étnicos y de clase y de estos con su entorno se han afectado por fenómenos políticos y económicos de hondas repercusiones, los trabajos que desarrolla Erigaie se han abierto a abordar varios frentes de investigación y desarrollo, proponiendo reflexiones y soluciones con miras a fortalecer a las comunidades y reivindicar las identidades y prácticas culturales alteradas por ellos.  Bajo estos principios se amplió el radio de acción para abarcar los problemas de las regiones, particularmente de aquellas con poca representatividad en la investigación científica nacional.

A partir del año 2009, con el apoyo de Colciencias, la Fundación inició un proceso de Fortalecimiento Institucional, buscando consolidarse como un Centro de Investigación Autónomo del sector cultura, a través de una visión interdisciplinaria, que opere a nivel nacional y que le permita posicionarse a nivel internacional en el ámbito del Patrimonio Cultural, objetivo alcanzado en 2011 y que le permitió ser reconocido como centro.

En estos últimos años la Fundación ha profundizado los campos de investigación en los que se ha focalizado, a través de proyectos específicos y programas generales asociados a sus líneas de trabajo, ha ampliado el número de investigadores vinculados a la entidad y ha proyectado y promovido la continuación en la formación académica de sus miembros, en semilleros de jóvenes investigadores conducentes a maestrías y en doctorados. Como resultado de esta profundización y construcción de conocimiento mediante la investigación, la Fundación ha realizado asesorías para el sector público mediante el diagnóstico, implementación y evaluación de las políticas culturales, los planes de acción relacionados con el patrimonio cultural y los impactos en las comunidades.

De la misma manera, la Fundación se ha preocupado por diseñar metodologías con las cuales es posible trabajar conjuntamente con las comunidades, asegurando transferencia social de conocimiento y la construcción de programas de desarrollo y de instrumentos de divulgación innovadores, como plataformas virtuales, de bases de datos, de consulta física y de difusión de resultados; así como materiales didácticos, informativos y para la apropiación, uso y gestión del conocimiento.

Adicionalmente, la Fundación tiene com reto estratégico integrar e intermediar entre las instancias académicas, el sector público y las comunidades a nivel local y regional, con base en la experiencia previa de trabajo de la Fundación, para la formulación y ejecución de proyectos de investigación, gestión y divulgación. Desde los laboratorios de investigación se convoca a la discusión de perspectivas teóricas y metodologías participativas y aplicadas, se plantean casos de estudio y se promueve la comparación de experiencias nacionales e internacionales; y es en donde se presenta la identificación y contextualización de los problemas construidos a partir de los actores públicos y los locales.

La autoevaluación de este modelo de trabajo permitió constituirlo en la estrategia de Investigación para el Desarrollo capaz de generar, en el mediano y largo plazo, nuevas líneas de investigación, diseño e implementación de metodologías y el crecimiento continuo de los recursos tecnológicos y de los servicios ofrecidos. Así mismo, a partir de este modelo se ha logrado formar estudiantes y jóvenes investigadores no sólo en la investigación científica, sino con capacidades para entender la complejidad de los fenómenos políticos y económicos subyacentes al patrimonio cultural, con la experiencia práctica de trabajo con las comunidades y las instituciones públicas.

Finalmente, a nivel internacional, la Fundación se ha visibilizado en el ámbito de las Ciencias Sociales, particularmente del Patrimonio Cultural, lo que le ha permitido participar en espacios de consulta y evaluación de proyectos, de políticas públicas y de seguimiento a otros centros, y de redes de investigación.