El lionfish como parte de la cultura gastronómica del Caribe


Investigadores asociados: Arelis Howard, Orvil Robinson, Jorge Sánchez

Este proyecto integró a un grupo de cocineros, biólogos y antropólogos en torno la iniciativa de proteger el medio ambiente marino de las islas Providencia y Santa Catalina, valorando a su vez su cultura y su diversidad.

En junio de 2012 la propuesta “Opals Lion Fish Delight” ganó el Premio Nacional a las Cocinas Tradicionales, Categoría Innovación. Con el slogan “De amenaza a eco-manjar”, el grupo ganador presentó una realidad del Caribe colombiano en la que la comunidad de isla de Providencia está buscando alternativas para detener los efectos causados por una especie invasora –el pez león- que tiene estrategias de caza que resultan novedosas para las especies locales que, como en su historia evolutiva nunca se han enfrentado a un depredador como éste, carecen de adaptaciones defensivas para evadirlo. Es por eso que, al ejercer presión sobre estas especies, está dejando saldos en la conservación de otras especies en peligro de extinción.

Conceptos como la resiliencia, la adaptabilidad y la diversidad cultural y natural han sido claves para explicar cómo los pescadores tradicionales, buscando preservar su modo de vida y acabar con la amenaza del pez león, han comenzado a promocionar su pesca y consumo para darle entrada en las cadenas comerciales, pues el pez león promete ser un excelente manjar con todas las bondades que se le atribuye a la carne de pescado.

Se presentó, entonces, la cocina como una de las maneras que ha tenido la comunidad para promocionar la pesca del pez león, adaptándolo a las recetas y los ingredientes locales y creando nuevas maneras de preparar y consumir esta especie. Además de ser un proceso cultural que fomenta el desarrollo social de las comunidades y que refleja la riqueza natural del territorio, la cocina se convierte así en un medio para la gestión de la biodiversidad, en una manera de respetar (o irrespetar) el entorno; en una forma de convivir con él, de crear relaciones en las que la naturaleza da mientras el hombre respete ciertas reglas. Es una de las maneras que tenemos para adaptarnos culturalmente a nuestro entorno natural y es, sobre todo, nuestra manera de transformar los recursos naturales en recursos culturales.

Fotos lionfish 2Al ganar el Premio Nacional de Cocinas Tradicionales, el Ministerio de Cultura reconoció un proceso que ha ido evolucionando a través del tiempo y un territorio en el que existen iniciativas locales sostenibles y respetuosas con el medio ambiente, que muestran una riqueza cultural y natural única y que destacan a una comunidad que ha buscado alternativas de vida innovadoras que le permitirá ser sostenible a través del tiempo.

Las giras “Colombian Caribbean Cuisine: Tropical Flavors, Colors, Smells And Textures”

Dándole continuidad al proyecto, en noviembre de 2013, la Dirección de Asuntos Culturales de la Cancillería de Colombia y la Fundación Erigaie, en el marco del Plan de Promoción de Colombia en el Exterior, organizaron la gira “Colombian Caribbean Cuisine: Tropical Flavors, Colors, Smells And Textures” en Bangkok, Tailandia, con el propósito de exhibir diferentes formas de preparación del pez y exponer en distintos escenarios las estrategias de la comunidad raizal para proteger su hábitat y fomentar la gastronomía local a través de su consumo. En el primer semestre de 2014 la gira se realizó en Corea, donde se realizaron talleres en escuelas de cocina.

Fotos lionfish