Los cementerios del Huila. Escenarios para una pedagogía de la activación de la memoria y la valoración del patrimonio fúnebre

Línea de investigación:
Año: 2011
Equipo:

Eloisa-cementerios2Durante el 2011 se hizo un ejercicio de reconocimiento en 5 municipios del departamento del Huila, con el fin de observar y valorar sus camposantos. El objetivo fue dar cuenta de ciertos rasgos particulares que hacen referencia al ámbito local y también regional en el que se inscriben estos lugares, a través de una lectura de su configuración espacial, de la estética de las tumbas y del legado que dejaron sus muertos en estas poblaciones.

Los escenarios fúnebres escogidos para este trabajo fueron los ubicados en los  municipios de  Neiva, Garzón, Tarqui y Timaná. El Cementerio Central de la ciudad de Neiva, capital del departamento del Huila, fue el escenario de mayor profundidad y análisis, pues fue el lugar escogido para la investigación que sustenta la tesis de maestría de Eloisa Lamilla, investigadora de la fundación Erigaie. Sin embargo, el trabajo realizado en los otros cementerios enriqueció el conocimiento del territorio y permitió ampliar el horizonte sobre el patrimonio funerario en la región.

Recorriendo el camino de los muertos fue posible indagar sobre algunos acontecimientos, hitos y personajes que han marcado la historia de estas poblaciones, activando con ello la memoria colectiva de sus habitantes. Algunos ejemplos son eventos como las catástrofes naturales, los relatos de guerra o las prácticas de religiosidad popular; o personajes como el Diablo, cuidandero del cementerio de Tarqui; la tumba de Reynaldo Matiz en Neiva, que tiene nombre de colegio; o el santo milagroso de Garzón; que le han permitido a las comunidades conocer y transmitir el saber que tienen de sus pueblos y de sus gentes a través de ese ejercicio evocativo con sus difuntos.

Gracias a la prospección previa que se realizó en el 2009 con un grupo de jóvenes investigadores de la fundación, fue posible incluir un grupo más amplio de cementerios locales, entre los que se encuentran los de Colombia, San Agustín, Aipe y Villavieja, que permitieron hacer una primera identificación y caracterización de los diferentes tipos de cementerios que existen. Este ejercicio inicial de clasificación se sustentó en varios componentes, como los procesos históricos, la ubicación geográfica y algunos componentes descriptivos, entre otras categorías analíticas construidas a partir de fuentes bibliográficas y etnográficas. 

En general, el trabajo sirvió como una primera prospección sobre los cementerios en el Huila, temática sobre la que no ha habido ningún desarrollo investigativo en la región, pues las pocas referencias que se encuentran sobre este campo se dan cuando se hace un barrido descriptivo de los municipios y las edificaciones eclesiásticas que allí existen. Por esta razón, luego de terminada esta fase inicial, el siguiente propósito es lograr profundizar y proponer un proyecto de más profundidad que involucre a un grupo investigativo multidisciplinario para la valoración de este patrimonio fúnebre.